News & Media - Últimas Noticias


Salir de tu zona de confort


Salir de la zona de confort es equivalente a saltar al vacío, no sabemos qué nos depara más allá de los límites de nuestro mundo conocido. Fuera de esta área se encuentra la zona de aprendizaje.


Vivimos en un mundo cambiante e hiperestimulado. Frente a dicho exceso de impulsos, la calma y el confort nos ofrecen seguridad. La zona de confort no es radicalmente negativa, pero hay que saber detectar cuándo es necesario salir de ella. Dar la voz de alarma en el momento en el que nuestra vida se vuelve excesivamente predecible, nos sentimos vacíos, apáticos, faltos de estímulos, aburridos y resistentes frente al cambio.

Salir de la zona de confort es equivalente a saltar al vacío, no sabemos qué nos depara más allá de los límites de nuestro mundo conocido. Fuera de esta área se encuentra la zona de aprendizaje. Es comprensible que lo inesperado nos intimide, la protección que nos ofrece la burbuja en la que vivimos nos impide conquistar otros territorios, otras habilidades, dejarnos sorprender, nos despoja de la vida en su pura esencia. 

Lograr el cambio en 8 pasos

Para ganar en seguridad, creatividad, adquirir nuevas habilidades, hábitos, reforzar y aumentar nuestras relaciones personales, conocimientos y hacernos más resilientes frente al cambio nos esforzaremos en salir de nuestra zona de confort siempre que nos encontremos estancados. Para realizar el gran cambio proponemos estos 8 pasos para ir saliendo de nuestra zona de confort día a día.  

  1.  Reconocer tus límites. Somos humanos y, por ello, imperfectos. Transforma aquello que puedas mejorar y no te obsesiones por tus defectos. Trata de observarlos desde otro prisma en el que puedas convertirlos en fortalezas.  
  2. Aprende a gestionar el miedo. El miedo no es negativo, puede convertirse en un estímulo generador de adrenalina. Atrévete a ponerte en situaciones desafiantes que te obliguen a volverte adaptable, flexible.

3.    Centrarse en un reto y trabajar en él (dominar un idioma, aprender cultura digital, adquirir nuevos conocimientos en un área...). Dice el sabio refranero español: "Quien mucho abarca poco aprieta". Es cierto, vayamos paso a paso. Mejor proponerse un reto y conseguir conquistarlo que proponerse 10 y perderse por el camino. Es importante trazar un plan y seguirlo a pies puntillas.  

4.    Improvisar. Hay mucho que aprender de los niños, que viven en un aprendizaje constante. Ellos juegan, improvisan, están en contacto con la realidad, siempre llena de sorpresas. La improvisación, la espontaneidad y la experimentación son las vías hacia la transformación.

5.    Viajar. Es sencillo, no tenemos por qué comprar un billete en primera a Nueva York. Basta con coger una bicicleta, un autobús, un coche y explorar sitios desconocidos. Cuando viajamos, además de desplazarnos físicamente también nos transportamos con la mente y la llenamos de nuevas reflexiones, paisajes... El viaje es aventura y expande nuestros horizontes.

6.    Leer un libro. Todavía más sencillo que viajar. No necesitamos salir de casa, ni siquiera movernos del sillón. Los libros son como llaves que abren puertas al pasado, presente, futuro o a aquello que nunca sucedió, mundos de ficción que no por no haber ocurrido son menos reales. Las historias, personajes y reflexiones que aparecen en los libros conviven con nosotros y a cada página nos sacan un poco más de nuestra zona de confort, de nuestro mundo conocido y cómodo. Nos hacen más inquietos, amplían nuestra mirada hacia el mundo, impulsan nuestra creatividad, nos inspiran.

7.    Practicar mindfulness. Esta técnica meditacional nos permitirá conectar con el momento presente, desarrollar un tipo de atención consciente. Dedicar unos minutos cada día a esta actividad aumentará nuestra creatividad, pragmatismo y felicidad.

8.    Networking social. Aunque tengamos buenos amigos, una familia estupenda y una pareja, nunca está de más conocer a gente nueva acudiendo a eventos de Networking. El trato con personas distintas nos da experiencia de vida y nos ayuda a hacernos más flexibles.

Todo en su justa medida

Enfrentarnos en un primer estadio a sentimientos como el miedo o la ansiedad y hacerles frente de forma exitosa nos hará sentirnos más inspirados, motivados y llenos de vida, nos cambiará por dentro. Solo enfrentándonos a estos retos conseguiremos aumentar nuestro rendimiento y capacidad de adaptación, tan requerida en la era de las transformaciones constantes. Sin embargo, no debemos olvidar nunca a los griegos y su filosofía de la areté (el equilibrio) frente a la hybris (o desmesura). Si llevamos al extremo la voluntad por salir de la zona de confort corremos el riesgo de la llamada "adaptación hedonista". Es decir, hacer del cambio nuestra realidad, ser incapaces de adaptarnos a la rutina, a la constancia, dejarnos sucumbir por el hiperestímulo, de modo que todo nos deje de impresionar. 

Mindfulness

Como apuntábamos al inicio, "Vivimos en un mundo cambiante e hiperestimulado". Estamos en la era de las distracciones. La desconcentración y las interrupciones son continuas, nos hemos habituado a ello.  El problema son los efectos negativos que  esta falta de concentración tiene en nuestra productividad profesional y personal: estrés, ansiedad, falta de tiempo, tareas postergadas, retrasos en proyectos. Somos esclavos de la inmediatez. 

 

El Mindfulness o Atención Plena ofrece una alternativa para romper con esta espiral de atención parcial continua y dispersión. Conocer cómo funciona la atención y cómo se desarrolla permite poner el foco en lo importante, ganar claridad mental, mejorar la toma de decisiones y gestionar el estrés y la incertidumbre. En la formación en Mindfulness Working de iKN Spain, que tendrá lugar en Madrid el 7 y 8 de Marzo aprenderás a hacer uso en el entorno profesional de esta metodología. 

 

Durante dos días tendrás la oportunidad de descubrirás cómo entrenar tu mente para liderar desde la conexión y la empatía y con ello:

  • Transmitir serenidad, calma y autogestión en tus relaciones profesionales y personales
  • Desarrollar tu autoconciencia emocional para mejorar la toma de decisiones
  • Conseguir estados de calma y relajación
  • Mejorar tu empowerment
  • Utilizar la empatía y escucha activa para influir en tu interlocutor

Esta formación también está disponible en In-company para Equipos en tus propias instalaciones.

 

 


Compartir esta noticia en:


20/11/2017